Archivos de la categoría Comunicación TFP

Coaching Eva Luque

Eva Luque, coach : “Hay miedo pero también esperanza y oportunidades”

Caminar sobre cristales. Pisar brasas ardientes sin quemarnos. Vencer los miedos y volver a activar el radar para detectar oportunidades valiosas. Son algunas de las técnicas de entrenamiento de alto impacto practicadas por Eva Luque y su equipo en Coaching Indoor. Una forma diferente de cambiar los esquemas mentales.

 ¿Qué aporta tu empresa al panorama del coaching?

Lo que aporta es la técnica de alto impacto. Mejorar la habilidades tanto de los equipos como de los directivos. Los grandes directivos de la era digital que ahora se enfrentan a un reto grande, que es gestionar bien todo el panorama, aprovechar las oportunidades y gestionar todas las amenazas que puedan tener en cuanto a la despersonalización. Todos los problemas que está teniendo la sociedad hoy día con el estrés que sufrimos. Hay que gestionar bien eso para que los equipos estén bien, disfruten de lo que hacen y al mismo tiempo aportar soluciones para la empresa y también para el mercado.

Lo que nos diferencia es que utilizamos herramientas que son muy potentes, nos ayudan a establecer nuestros objetivos, establecer un plan para llegar a esos objetivos y atrevernos a dar ese paso. Muchas veces los miedos nos frenan. Nuestras técnicas son muy impactantes. Son retos en los que las personas superan sus propios límites, cosas que piensas que no puedes hacer y al final te ves capaz de hacerlas y eso te da un mensaje muy bueno para tu mente. Y es que si has podido hacer eso, eres capaz de hacer mucho más de lo que piensas. También aprendes que tus objetivos son reales, no un sueño. Se trata de cambiar esa mentalidad, tener refuerzos positivos necesarios para estar al día, ser competitivo en una era donde todo es cambiante, muy estratégico y con mucho estrés.

¿Cuáles son esas técnicas?

Una de las herramientas que utilizamos es una caminata que hacemos sobre un lecho de cristales rotos, de cristales normales y corrientes. Y sobre esos cristales caminamos. Tenemos la creencia, lo que nos han dicho de que si caminamos por cristales nos vamos a cortar. ¡Cómo voy a caminar yo por aquí! Te atreves, te pones en marcha, caminas sobre ellos y es como en la vida. Vas viendo dificultades, peligros, ves incomodidades, pero si continúas con los pasos llegas al final de tu camino. Y la sensación que te da eso es: “Guau, sí que puedo”. Esto es importante sobre todo para las personas que emprenden porque muchas veces falta ese impulso. Sales con muchas ganas pero llega un momento en que caes en picado y no sabes cómo enfrentarte al siguiente reto. Es muy importante para aquellas personas que buscan trabajo también, porque tenemos miedo de enfrentarnos al mercado, a posicionarnos de manera diferente. Esta técnica es muy potente a nivel físico pero nos cambia a nivel emocional y mental, sales con un gran refuerzo.

El glasswalking es solo uno de los ejemplos. También hacemos caminatas sobre brasas ardiendo a más de 300 grados. Generan un estado de fortaleza increíble. O doblar una tabla de acero entre dos personas que usamos como una metáfora. Una metáfora sobre la confianza en nosotros mismos. Porque para hacer esto debes tener confianza en ti mismo, pero también confianza en los demás. Porque cuando esa barra tienes que doblarla con otra persona necesitas que esa persona empuje contigo. Por lo tanto es una metáfora muy potente de confianza.

¿Hay mucho miedo?

Muchísimo. Hay miedo en las personas que han perdido su trabajo, porque las noticias que nos llegan son bastante desalentadoras. Hace poco en el foro de Davos, se comentó que en el período 2015-2020 se iban a perder cinco millones de puestos de trabajo. Las noticias económicas no son muy alentadoras. Hay personas que están perdiendo su puesto de trabajo a una edad en la que es mucho más difícil incorporarse al mercado laboral. Aquellas personas que acaban de terminar sus estudios o se incorporan de nuevo al mercado laboral tienen un reto importante. Hay miedo por parte de aquellos que están desempleados. También por parte de los que están emprendiendo porque ponen su tiempo y su energía y todos los ahorros de su vida en un proyecto que es su ilusión. Hay miedo también en las empresas porque hay inestabilidad, hay recortes. Hay miedo pero hay esperanza y oportunidades.

¿Cuál es el punto de unión entre coaching y marca personal?

Cada uno tenemos nuestra marca personal. No ha habido nadie como tú ni habrá nadie como tú. Eres único y lo importante es tener conciencia en quien somos nosotros. Como profesionales aportamos algo a la sociedad. Lo importante, por tanto, es saber quién eres tú, ese valor que aportas que tiene diferente, lo que haces y cómo lo haces. Muchas veces preguntamos a alguien: “¿Por qué te has fijado en mi, por qué me has elegido? Pues porque he visto en ti una actitud, una forma de hablar, unas características o una capacidad de síntesis”.

Es fundamental saber diferenciarte, que no sea una marca blanca, sino que sea una marca personal. No alguien más; alguien diferente que de un aporte. Además creo que en la era digital se generan nuevas oportunidades. Si nos salimos del resto, de la forma de trabajar común y nos centramos en nuevas formas, podemos aportar mucho valor. Hay muchas cosas que todavía la sociedad no ha solucionado. Y esa es la gran oportunidad: crear marca teniendo muy claro quién eres tú, estableciendo cuál es tu estrategia, cómo lo vas a hacer y haciéndote visible, porque si no te ven, no existes.

Existen muchas oportunidades hoy en día respecto a la visibilidad pero detrás de eso tiene que haber un buen trabajo, un buen profesional, sacando partido a quién eres tú realmente. Aunque vivimos en las redes sociales, las relaciones interpersonales son más necesarias que nunca. La visibilidad virtual es una oportunidad para darte a conocer, pero al final lo que vale es la persona.

¿Qué mensaje le darías a los trabajadores seniors? ¿Qué oportunidades hay para ellos en esta sociedad?

Es verdad que la sociedad va cambiando y parece que el talento senior no se valora, pero está claro que aportan una experiencia que está en vigor. A la hora de la verdad de hacer negocio, quien realmente tienen esa información, ese saber hacer y esa forma de trabajar que da buenos resultados es el talento senior. Yo les diría que lo más importante es que te fijes en lo que tienes, no en lo que no tienes. Lo que no tienes lo puedes conseguir a través de personas con las que colaborar y que te ayuden a conseguirlo, a tener esa parte más estratégica o tecnológica que quizá hoy les falta. Deben centrarse en todo lo que tienen, construir una fortaleza, una estrategia, reforzando su marca personal, trabajando colaborativamente, aprovecha las nuevas tecnologías.

Yo creo que sí hay mercado para el talento senior, pero no puedes pensar que la empresa te va a contratar, sino pensar qué puedes aportar tú a la empresa para que quiera contratarte. Lo importante es ser proactivo, da igual que seas una persona joven, de mediana edad o senior. Se trata de proponer y los seniors tienen una importante red de contactos que deben aprovechar. Eso tiene un precio. Una empresa mata por esa red de contactos. Tienen un conocimiento que no tienen otras personas. Por lo tanto la clave reside en ser proactivos.

Si queréis conocer de cerca esta metodología podéis acercaros al taller OPA (Otro Paso Adelante) que impartirá Eva el próximo 6 de Julio en Google Campus. Información en su página web.