Archivos mensuales: marzo 2016

Trabajar desde el ser: Presentación

Ya apuntábamos en este blog y en este vídeo, algo que pensamos no debemos olvidar:

“Somos mucho más que nuestro historial profesional”

Desde el primer momento en que planteamos este proyecto empresarial, siempre lo hicimos desde las personas, considerando a éstas no sólo como entes que, al trabajar, ejecutan unas determinadas destrezas en un esquema de producción empresarial, sino como seres humanos totales. Cada ser humano es único y son esas singularidades las que enriquecen su perfil profesional, con independencia del tipo de puesto que deba asumir. El escenario ideal es aquel en el que un trabajador puede sacarle partido a lo que le define como persona, comportándose tal como es y consiguiendo con ello aumentar tanto su bienestar y su autoestima, como su productividad.

Somos más que nuestro historial profesional

Nos interesan LAS PERSONAS.

Por ese mismo motivo, un área de nuestra empresa se centra en ellas, en primera instancia, en esa faceta del ser humano como trabajador, aunque ésta resulta inseparable del ser humano en sí. Es por eso que nos interesan todas aquellas perspectivas, estudios o iniciativas que tratan de profundizar en las personas, en la reflexión sobre sus problemas, sus maneras de actuar y, sobre todo, en cómo conseguir que seamos cada vez más auténticos, coherentes y, si no más felices, sí personas más satisfechas de quiénes somos y del mundo que contribuimos a construir.

Este post se inspira en la obra de Carlos J. García, cuyo sistema teórico sobre el ser humano se plasma en sus libros Realidad y Psicología Humana, La Naturaleza del Ser Humano y sus Alteraciones, y la novela El Psicólogo (todos ellos publicados por Autoría Medinaceli), así como en su blog. Nos parece muy interesante porque, y cito textualmente de su catálogo ofrece sólidas perspectivas para que cada uno pueda verse en sí mismo y mirar cuanto le rodea, descubriendo nuevos significados de la realidad.

Piedad Díez, periodista, psicóloga y profunda conocedora de la obra del autor, nos acercará a algunos de los conceptos básicos de la misma encuadrándolos en el contexto laboral, ya que trabajar es uno de los ámbitos más importantes en que las personas tenemos la posibilidad de realizarnos como seres humanos y uno de los que más afecta a nuestra calidad vida.

También incluiremos  pequeños vídeos en los que podremos ver al propio autor explicando esos conceptos, pequeños extractos de la Entrevista a Carlos J. García  a la que se puede acceder también de manera íntegra.

Beatriz Marcos Picazo
Directora comunicación TFP

 

Trabajar desde el ser: Bien, Verdad y Belleza

En este primer artículo introductorio de la serie que nos ocupa y que hemos denominado trabajar desde el ser, queremos empezar hablando de conocer quiénes somos y cómo interactuamos con los demás. El mundo laboral es uno de los escenarios donde las personas existimos junto a otras y nuestras acciones significan algo acerca de quiénes somos. En este contexto consideramos el bien, la verdad y la belleza como buena medida para conocernos y conocer a los demás.

El bien

Del bien, la verdad y la belleza hablan los metafísicos, denominándolos trascendentales, en el sentido de que trascienden más allá del individuo. El bien de algo coincide exactamente con la conservación de las propiedades que tiene por ser lo que es. Por lo tanto hacer el bien es algo tan sencillo como conservar sus propiedades sin maltratarlas, menospreciarlas, manipularlas, subvalorarlas, cambiarlas, chantajearlas y un largo etc.
“Por ejemplo, reguemos de forma excesiva o insuficiente una planta, por no conocer sus necesidades, y la planta se echará a perder. Tratemos a cualquier animal como si fuera una cosa y le causaremos daño, relacionémonos con seres humanos como si fueran juguetes en nuestras manos y les arrebataremos su propia sustancia. Estos ejemplos señalan algo fundamental. Conocido el objeto, sabiendo cuál es su bien y sus contrarios, llega el turno a la elección del modo de proceder con respecto a él. Y así a sabiendas de las consecuencias previsibles de nuestras propias acciones, podremos proceder bien o mal” en palabras del propio Carlos J. García en su blog (1)

La verdad

Le toca ahora el turno a la verdad. Todo cuanto existe, incluyendo las personas, al existir ofrecen datos de sí mismas, por lo que quien conoce hace un enunciado verdadero cuando contiene tales datos y, lo hace falso, en cualquier otro caso. Por lo tanto la verdad remite a que nos limitemos a enunciar lo que es propio del objeto al que nos referimos, sin aportar nada distinto a él.
Por otro lado, comunicando a otros, lo que se sabe de algo, se contribuye a que eso exista en la conciencia de los destinatarios. Unas buenas relaciones laborales no deberían basarse en invenciones sobre los objetos a los que nos referimos o de las personas que tratamos, sino que tendríamos que hacer un buen trabajo de conocimiento del objeto, para limitarnos a ser buenos enunciadores de él.
Como todo el mundo sabe las relaciones laborales basadas en la mentira son altamente perjudiciales para la salud mental, para la salud laboral y para la continuidad de la existencia, hasta tal punto que algunos lo han denominado “el veneno inmaterial”.
Hace unos días volví a ver una película magistral llamada “La calumnia” (2) protagonizada por Shirley MacLaine y Audrey Hepburn, maravillosas en su papel de maestras, nos muestran como una mentira puede acabar con toda una vida profesional en un solo plumazo.

La belleza

Por último diremos algo de la gran invitada, la belleza. Mucho, largo y tendido se ha hablado desde que el mundo existe del término belleza; y nos damos cuenta cómo algo tan sencillo de definir se ha visto distorsionado por modas extravagantes y abstractas, que más que clarificar, alteran el precioso y cuidadoso término de belleza: “Algo que existe tal cual es, es bello porque nos permite apreciarlo en todo su esplendor”. Demos imágenes falsas de nosotros mismos, alteremos algo, hagámonos pasar por quienes no somos y habremos fulminado de golpe la belleza.
Los valores que se imponen en muchas empresas desgraciadamente impiden que nos comportemos bajo estos principios. Poca gente parece haber reflexionado sobre el coste personal y social que estamos asumiendo con ello.

Piedad Díez, Períodista y Psicóloga

Piedad Díez
Periodista y Psicóloga

(1) GARCIA, CARLOS J.; Diferentes formas de proceder;  artículo del blog de Carlos J Garcia en la página www. Autoria Medinaceli.com/blog

(2) The Children’s Hour. Directed by William Wyler. EEUU;United Artists, 1961. 1 DVD: 107min.