Archivos mensuales: enero 2016

Calzando los zapatos de un técnico de selección: 5 claves para mejorar tu búsqueda de empleo

 

¿Por qué a veces suceden cosas tan raras durante los procesos de selección? ¿Qué pasa de puertas adentro? ¿Cómo podemos perfeccionar nuestra búsqueda de empleo? Te quiero contar una breve historia sobre lo qué le pasa por la cabeza a un técnico de selección durante un día cualquiera de trabajo. Seguro que te ayudará a comprender el porqué de algunas situaciones que, desde fuera, pueden resultar extrañas.
Al final de la historia te daré 5 consejos a modo de moraleja que seguro te serán útiles si estás en búsqueda de empleo.

El técnico de selección de RRHH en acción

9:00 Comenzando el lunes con energía.

¡Me trae de cabeza encontrar a los candidatos adecuados para los puestos de departamento comercial! El perfil que necesitamos es tan específico que casi es buscar una aguja en un pajar. Además, para no variar, con prisas. El Director Comercial se ha propuesto empezar la formación del nuevo agente comercial el lunes que viene, así que más me vale presentar cuanto antes un grupo de 4 candidatos preseleccionados para segunda entrevista.
Lo primero que voy a hacer es revisar los candidatos que se han inscrito desde el viernes en todas las ofertas que tenemos publicadas en las webs de empleo y a ver cuántos quedan después de filtrar según los requisitos de este perfil.
Veamos… desde el viernes hay 3764 nuevos inscritos en la oferta. Necesito que sean de Madrid… quedan 1283. Es imprescindible experiencia en nuestro sector… ¡Vaya! Sólo 103. Como el equipo actual lo forman 5 hombres, me han pedido que sólo presente mujeres en esta ocasión (sorprendida y emocionada estoy, ¡ya era hora!)… sólo quedan 27. Voy a leerme el CV de estas 27 candidatas a ver si encuentro información sobre el resto de requisitos.

10:00 Reunión de planificación de la semana.

¡Ya sabía yo que lo del agente comercial traería cola! Menudo rapapolvo me ha echado el jefe por no tener aún a nadie preseleccionado… ¡Si empecé la búsqueda el jueves! Parece que siguen pensando que hay algún lugar donde introduces la moneda y ¡ya está! “su candidato, gracias”.
Hay que ponerse las pilas. Así que, esta misma tarde me he comprometido a hacer una entrevista grupal con unas cuantas aspirantes. ¡A ver qué tal sale!
Por si fuera poco, también me tengo que encargar de un nuevo proceso de selección para ampliar el equipo de Sistemas. Se presenta una semana de lo más entretenido.

12:00 Definiendo el perfil para un puesto de técnico de microinformática.

No va a ser fácil encontrar a una persona que reúna todos estos requisitos. Tengo que encontrar a alguien que, además de ser un crack en redes y seguridad informática, mantenga el buen ambiente que han conseguido en ese equipo. La verdad es que da gusto tratar con los chicos de Informática.
¡Menos mal que el Director de Informática me va a ayudar en la valoración técnica! Con esta lista de imprescindibles que me ha dado, voy a tener que mirar con lupa cada CV. Algunos candidatos parece que lo han escrito en chino mandarín y no hay manera de saber si han trabajado con determinadas herramientas. Para complicarlo más aún, necesita total disponibilidad y el salario que podemos ofrecer es bastante justo. ¿Quién dijo miedo? ¡Manos a la obra!

13:00 Entrevistas telefónicas.

No deja de sorprenderme la reacción de algunas personas ante una oferta de trabajo. Cuando he contactado con las 15 de las 27 candidatas que cumplen los requisitos del puesto de agente comercial, la mayoría no tenían ni idea de qué les estaba hablando, ni siquiera después de recordarles los detalles de la oferta. Varias de ellas me han pedido que les mandara un mail con toda la información por escrito como si, en vez de una oferta de trabajo, estuviera tratando de venderles una moto. ¡Lo siento mucho, pero con el jaleo que tengo, no estoy yo para hacer mailings! Estas cosas me dejan la sensación de que nuestra oferta no les interesa en absoluto. Afortunadamente, hay honrosas excepciones.
A pesar de lo precipitado, he conseguido convocar a 5 personas a la entrevista grupal de esta tarde. Tres de ellas tienen un perfil estupendo. A ver cómo se desenvuelven en el trato personal. Nuestro Director Comercial lo quiere todo: que tenga iniciativa, pero que sea disciplinada, que aprenda rápido, pero que no vaya de lista, que tenga buena presencia, pero con clase…

16:00 Entrevista grupal.

Lamentablemente, una de las, a priori, mejores candidatas no ha podido venir. Menos mal que se ha tomado la molestia de avisar… Tengo que hacer lo posible por verla en otro momento.
¡Mira que dan juego las dinámicas de grupo! Es la mejor manera de sacar a cada candidato de su guión aprendido y que, a quien lo lleve, se le caiga el disfraz de cordero.
Afortunadamente ha resultado un grupo muy interesante. Descartaré a una de ellas por haberse excedido en su actitud agresiva con el resto. Se ha comportado como una auténtica fiera con las otras. Me temo que no encajaría con nuestra filosofía de trabajo y, mucho menos, con el ambiente del equipo comercial.

17:45 Rematando la jornada.

Ha sido un día intenso, pero voy a sacar un momento para llamar a los candidatos que han participado en el proceso para el puesto de contable. Prometí darles feed back sobre las entrevistas que hicimos la semana pasada. Tengo mil cosas más urgentes, pero esto es importante, sobre todo si quiero que estén receptivos a otras ofertas y para mantener nuestra imagen como empleadores serios. Parafraseando a los Rolling, “I can´t get no procrastination”.
¡Qué lástima que sólo tengamos una vacante! Ha sido difícil decidir entre los tres finalistas, pero al final nos enamoró la honestidad y la actitud tan positiva de Eugenio. Seguro que va a hacer un gran trabajo y se va a integrar fácilmente con sus compañeros.

18:30 Mañana más.

5 claves para mejorar tu búsqueda de empleo

Esta es una historia totalmente ficticia, basada en mi experiencia trabajando en diferentes departamentos de selección. En siguientes entregas de esta serie “Descifrando RRHH” analizaré con más detalle algunas de estas situaciones. Estoy segura que te ayudarán a seguir mejorando en tu búsqueda de empleo.
Moraleja:
Personaliza. Si en tu perfil no aparecen claramente los requisitos de la oferta, es muy probable que no lleguen a leerlo. Ajústalo tanto como puedas para que, al menos, tengas más opciones de que valoren tu candidatura.
Simplifica. Quien hace la primera lectura de tu CV no siempre es un experto en tu área de especialización. Usa descripciones estándar y fáciles de entender sin renunciar a los detalles que hace valiosa tu candidatura. Lo ideal es usar la misma terminología que aparece en los requisitos de la oferta.
Cuida el primer contacto. Lleva un registro de las ofertas a las que te has presentado. Recuerda que el proceso de selección empieza desde el momento en que tienes el primer contacto. No olvides que se trata de una llamada profesional, trata al entrevistador como a tu mejor cliente. Si no es un buen momento, hazlo saber de manera educada. Una buena primera impresión es imprescindible.
Demuestra interés. Si surgen imprevistos, comunícalos dejando claro lo importante que es para ti ese proceso. Nunca se sabe qué puertas te puede abrir la cortesía y el respeto por el trabajo ajeno.
Cuida tu actitud. Engancha con tus evaluadores siendo tú mismo. Siempre será positivo, incluso si resulta que no encajas con la empresa, porque sacará a la luz que ese no era tu sitio y que debes seguir buscando un lugar donde aportes valor siendo tal como eres.

¿Entiendes ahora alguno de esos enigmas de RRHH que te han descolocado mientras buscas trabajo? Me encantaría que compartieras tu experiencia. Tal vez podamos descifrarla.

Texto y dibujos
Ana Merino
Directora Personas TFP